Carta a la ministra de Defensa


Guadalajara, 27 de mayo de 2017


Señora Mª Dolores de Cospedal le agradezco la invitación recibida con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, que no siempre en este Ayuntamiento del que ahora soy concejala se acuerdan de invitarnos a los actos y se agradece la formalidad. Me gustaría contarle algunas de las razones que me llevan a desestimar su invitación, a mi padre le hubiese encantado pero yo si le digo la verdad no me veo, ni como representante pública ni como vecina.

En los cuatro años que ha sido usted Presidenta de Castilla-La Mancha ha venido por Guadalajara en numerosas ocasiones: a reabrir un teatro que usted misma cerró, a inaugurar un museo en el que no había invertido un solo euro, un centro social vacío decorado con muebles prestados o un archivo que llevaba funcionando un año y medio. Ha comprado bizcochos borrachos en calle Mayor con Cristina Cifuentes, ha acudido a procesiones, misas, corridas de toros e incluso ha celebrado guateques privados del Partido Popular en el Palacio del Infantado.

Venía usted sin avisar, poniendo vallas, cortando el paso y sancionando si era menester a los vecinos que se le acercaban. En cuatro años no recuerdo que trajera ninguna buena noticia: ni obras, ni inversiones, ni mejora de servicios, ni apoyo a proyectos para la ciudad. Como mucho algún anuncio, pero nada tangible que se haya hecho realidad y que merezca la pena recordar.

Aun así ahora vuelve a Guadalajara triunfante, con todo el ejército español, los reyes y una ciudad engalanada para la ocasión. Nuestro Ayuntamiento se va a gastar en un día lo que no está escrito (ni presupuestado, ni dicho), ha conseguido usted que funcionen fuentes que llevaban años secas, que se arreglen aceras, se poden árboles, se pinten calles y se adecenten solares. La parada militar está teniendo un "efecto Rey Midas", cada esquina de la ciudad por la que va a pasar se convierte en oro, con el inconveniente que esto ni es un cuento ni un milagro: es dinero público.

Esta concejala no puede por menos que extrañarse al ver como la misma mujer que siendo presidenta de CLM recortó todo lo que pudo y más, ahora como ministra no escatima gastos. Se ha vuelto generosa, aumentando la compra de armamento y los presupuestos de su ministerio en un 32%, mucho dinero. Está usted que tira la casa por la ventana, multiplica el gasto y se da el capricho de trasladar a Guadalajara un desfile que más que la celebración del Día de las Fuerzas Armadas parece un acto de campaña electoral anticipado. Tiene suerte, ni siquiera hace falta que lo pague con la caja B del Partido Popular, este se lo pagamos entre todos.

No voy a su desfile pero espero que todo salga muy bien, que a los vecinos y vecinas que les apetezca disfruten del día, que luzca usted vestido corto, traje oscuro o mantilla y que le deje un hueco en la foto a nuestro alcalde, Antonio Román. Se lo merece, que no ha escatimado esfuerzos (ni presupuesto) para recibirla con todos los honores.


Susana Martínez
    Blogger Comment
    Facebook Comment
Canal Youtube