Ahora Guadalajara califica el servicio de autobuses como el “gran fracaso de Román”


La formación considera que la nueva modificación puntual del servicio son
“meros parches, hechos a golpe de reclamación vecinal de los usuarios”


Guadalajara, 12 de enero de 2017

Como el “gran fracaso del gobierno de Antonio Román”. Así califica el Grupo Municipal Ahora Guadalajara el servicio de autobuses de la ciudad, una vez estudiada la última modificación aprobada por el equipo de Gobierno.

De entrada, Ahora Guadalajara tilda la modificación aprobada como meramente “puntual”, según su portavoz, José Morales. “No es una modificación sustancial, porque, si lo fuera, no se podría hacer ya que hay un contrato con una empresa que no lo permite. Para hacer modificaciones sustanciales habría que acabar con el contrato”, ha explicado, poniendo de manifiesto así la contradicción de tener un servicio como el de autobuses gestionado por una empresa, y no de manera directa.

Respecto a los cambios concretos en el servicio, la formación limita a dos el número de nuevas paradas: “El equipo de Gobierno ha anunciado siete nuevas paradas. Esto no es cierto. Solamente hay dos nuevas, en el Centro Acuático y en el bulevar Clara Campoamor. En el resto se van a reponer paradas que se habían quitado”, ha aclarado Morales. Precisamente en este punto, el portavoz de Ahora Guadalajara ha criticado que una de esas nuevas paradas se ubique en la entrada del Centro Acuático: “Con la otra parada nueva piensan que la orografía, por temas de movilidad, es importante y la colocan tras una cuesta, pero para el Centro Acuático no, y ubican la parada en un centro de gestión privada, en lugar de ponerla en un centro de gestión 100% pública como es el polideportivo Aguas Vivas y el Centro Municipal Integrado”.

Ahora Guadalajara ha recordado, además, que los datos de viajeros totales siguen descendiendo mes tras mes: “El equipo de Gobierno insiste en hablar de viajeros de pago, porque hicieron una modificación de tarifas en octubre 2015 a partir de la cual cae cada mes el número de viajeros, aunque aumente el número de viajeros de pago”, ha apuntado Morales. Y ha insistido: “El servicio de autobús lo utilizan menos viajeros, en torno al 12 o 15% menos, aunque aumente la recaudación”.

La concejala de Ahora Guadalajara Elena Loaisa ha ahondado, por su parte, en el balance de este servicio tras cuatro años de implantación del nuevo modelo. Un modelo, ha introducido, “que impuso el gobierno de Román de manera unilateral y en contra de la opinión de la mayoría de la ciudadanía, de los grupos políticos, de los sindicatos...”. Para Loaisa, el balance solo puede calificarse como el “gran fracaso del gobierno de Román”. Un fracaso que, además, “venía anunciado”. Así, la concejala de Ahora Guadalajara ha recordado que el estudio económico de la empresa concesionaria estimaba ingresar 2,6 millones de beneficios en 10 años y planteaba mejoras gratuitas a favor del Ayuntamiento por un valor de 6 millones. “Esos número no cuadran, por eso la modificación del PP fue reducir las gratuidades para aumentar el número de usuarios de pago”, ha asegurado. Unas medidas que se tomaron “no en pro de las mejoras del servicio o de las necesidades de los vecinos, sino para solventar el déficit de origen de la empresa”.

La única solución, la gestión pública


Para Ahora Guadalajara, las modificaciones aprobadas ahora por el equipo de Gobierno “no dejan de ser meros parches hechos a golpe de reclamación vecinal de los usuarios”. Y eso que se trata de un “servicio esencial”, que supone “más de cuatro millones de euros de inversión de este Ayuntamiento”. Con todo, a día de hoy el servicio de autobuses se está revelando “ineficaz” para esta formación: “No sirve para el fin que necesitan los vecinos y vecinas de Guadalajara, eso se demuestra en la caída de viajeros de más de un millón en el primer año que se puso en marcha, una caída que se mantiene tres años después en los mismos niveles”. Por eso, Ahora Guadalajara cree que “la única solución a este servicio pasa por la gestión pública, la gestión directa por parte del Ayuntamiento”, según ha comentado Loaisa. “Si hubiera una gestión pública, habría una mayor flexibilidad para modificar cosas”, ha apuntado Morales, lo que le ha servido para recordar que una propuesta vecinal -firmada por numerosas asociaciones de vecinos de Guadalajara y realizada durante un Pleno del Ayuntamiento-, ni tan siquiera ha sido valorada. La medida, que proponía “una línea específica por el centro de la ciudad”, según ha explicado el portavoz de Ahora Guadalajara, “no ha sido analizada”. La razón se limita a que “dentro del contrato no cabe una nueva línea porque sería una modificación sustancial”.
    Blogger Comment
    Facebook Comment
Canal Youtube