"Vergüenza, vergüenza"

 
 
Durante estas dos semanas en el Ayuntamiento, después de que tomásemos posesión de nuestros cargos gracias a vuestros 6913 votos, algunas personas nos habéis preguntado con mucha curiosidad como es eso de ser concejala, concejal. Es difícil de contar y más difícil intentar escribirlo, pero lo vamos a intentar, a estas nuevas experiencias que estamos viviendo les va a venir bien un poco de reflexión sosegada. No queremos aburrir, queremos compartir e intentar aprender.
A decir verdad estamos ubicándonos, intentando armar cuál es nuestro papel y nuestras posibilidades de acción pero por desgracia ya nos hemos topado de frente con la parte más sucia de la política, esa que tanto rechazo produce entre la ciudadanía. Llevamos dos semanas mareando la perdiz con el tema de las liberaciones y los recursos de personal con los que contará cada grupo municipal. No tendría que ser tan difícil: planteamos propuestas, nos sentamos, hablamos, se llega a acuerdos y avanzamos hacia otro tema. Pero, por lo que hemos visto hasta ahora, en el edificio de la calle Mayor donde ahora pasamos lasmañanas se estila hacer las cosas de otra manera y priman intereses que se alejan un poco del bien común.
Inocentesde nosotros nos pusimos a escribir una propuesta para compartirla con los otros dos grupos en la oposición. Antes miramos de donde partíamos la legislatura anterior y aplicamos criterios de proporcionalidad, equidad y control del gasto. Repartir sin perjudicar a ningún grupo, para que cada uno pueda desempeñar la tarea encomendada por los vecinos: oposición o gobierno, que las dos son importantes. Repartir sin perjudicar tampoco los bolsillos de los ciudadanos, que son los que pagan los sueldos que tan alegremente se adjudican algunos.
Ha comenzado Antonio Román su tercera legislatura aplazando un pleno, no debe ser nada habitual y además en este caso las razones para hacerlo son vergonzosas. No hay acuerdo en el reparto de sueldos y lo peor es que no hay criterios explicables, por eso en las declaraciones del Alcalde no dicenni aclarannada, pura pantomima para no contar que lo quiere todo para él y sus amigos, pero además quierequedar bien, que losdemás aplaudamos en el salón de plenos mientras nos pasa el rodillo.
Todos los concejales con sueldo para PP si es necesario y todos para Ciudadanos, más personal eventual todavía sin cuantificar. Los nuevos socios no querían cargos, pero parece que no tienen ningún problema en acaparar sueldos mientras sus compañeros en la oposición se apañan con nada y menos; no había pacto de gobierno pero ahora tienen "responsabilidades"por las que quieren ser recompensados; venían conla regeneración democrática bajo el brazo pero se va a quedar en agencia de colocación. Y aún tendremos que seguir oyendo el discursodel cambio, la transparencia y la nueva política.
Imposiblemantener ese discurso cuando la imagen es de aves de rapiña que han agarrado la presa y no la quieren soltar, el PP quiere mantener los mismos beneficios que en la anterior legislatura, como si no quisiera darse cuenta que ha perdido miles de votos y cinco concejales.
Nuestros compañeros de Ciudadanos decían en la rueda de prensa del viernes que ellos no tenían ninguna propuesta concreta, que no pedían nada, la duda es si no pedían nada públicamente porque estaba negociado o no necesitan pedir porque saben que el maná les caerá del cielo por las buenas obras realizadas, por ese apoyo en la investidura. Luego no nos escandalicemos cuando alguien grite alto y claro"vergüenza, vergüenza", porque eso so es lo que da esta forma de entender y de hacer política.
 
 

    Blogger Comment
    Facebook Comment
Canal Youtube